(se dice de mí:) Oscar Traversa

Querida Bibi,
“Cielo con fresno” se abre a la memoria.
Creo que de niño pequeño tuve esa
experiencia visual, es posible que fuera
al fin de la tarde, el infinito infantil se
realizó en el cable que en aquel momento
no tenía para mi principio ni final. Quizá,
buena parte del secreto de la pintura
sea la de posibilitar recuperar una
experiencia, que no sabíamos cumplida.

Oscar Traversa